Consejos para el postoperatorio de fimosis

Postoperatorio de la Operación de Fimosis

 Hoy hablaremos sobre el proceso postoperatorio de la operación de fimosis: el tiempo de recuperación, consejos prácticos y los cuidados imprescindibles para volver a la vida normal (incluso mejor que la previa a la operación), cuanto antes.

Antes de nada, recordemos ¿qué es la fimosis?

En una ocasión, dedicamos un artículo completo para explicar qué es la fimosis. En resumen, es aquel problema en el que la apertura del prepucio es tan estrecha que no permite que se retraiga para dejar el glande al descubierto. Para solucionarlo se practica la circuncisión, que consiste en la extirpación del prepucio. La operación es de tipo ambulatorio, se practica con anestesia local y tiene una duración de entre 20 y 30 minutos, volviendo a casa tras la intervención.

Y aunque se trate de una intervención relativamente sencilla y rápida, no por ello los cuidados postoperatorios se deben tomar a la ligera.

Todo lo contrario, la responsabilidad con la que se realicen los cuidados es determinante para una rápida recuperación sin percances.

A continuación os damos información sobre como es el postoperatorio de la operación de fimosis, y una serie de consejos y cuidados que deberéis llevar a cabo:

  • Tras la operación, el médico o cirujano os informara sobre cómo ha ido la operación y los cuidados que debes tener, así como los plazos de curación. Lo normal en estos casos es que se le recomiende al paciente unos pocos días de reposo, especialmente las primeras 24-48 horas, que se recomienda pasar tumbado todo el tiempo posible. Así que a disfrutar de sofá, TV y descanso como nunca antes y con una excusa factible.
  • Cuando se salga del hospital, al estar presente aun la anestesia, usted no sentirá dolor, pero cuando esta vaya desapareciendo ira apareciendo dolor o molestias, especialmente las primeras 24 horas. Puede tomar analgésicos, como el paracetamol para aliviar el dolor.
  • Durante los días posteriores a la operación notará el pene bastante hinchado. Es recomendable mantener el pene en alto todo el tiempo posible, con el glande hacia arriba. Puede aplicarse hielo también para reducir la hinchazón, pero no de manera directa.
  • Después de la operación se le colocara al paciente vendas en la zona donde se ha producido la extirpación del prepucio. Se le recomendara quitarlas al primer o segundo día tras la operación, y cambiarlas todos los días durante al menos la primera semana. Antes de colocar una nueva venda, se aconseja lavar con jabón la zona de la cicatriz, con cuidado, y aplicar algún cicatrizante, como betadine. A la hora de retirar el vendaje, este puede estar pegado por la sangre o el betadine, o simplemente enganchado con los puntos, así que un buen consejo es retirarlo en la ducha, una vez esté bien humedecido.
  • Uno de los momentos más difíciles de la recuperación son las erecciones nocturnas involuntarias. El dolor hará que nos despertemos. Para conseguir que la erección rápidamente se pueden probar varias cosas; como colocar los pies descalzos en las baldosas, sentarnos sobre la fría taza del wáter, o mojarnos las muñecas con agua fría.
  • Se notará el glande hipersensible. Al principio se pueden usar las vendas para evitar el roce con la ropa interior. Esta sensibilidad ira desapareciendo con los días.
  • Aproximadamente dos semanas después de la operación los puntos se caerán solos, al ser estos reabsorbibles. Se recomienda esperar al menos un mes para practicar deporte y mantener relaciones sexuales.

  Más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.