posturas sexuales durante el embarazo

Posturas Sexuales Durante el Embarazo

 Muchas parejas tienen miedo de tener relaciones sexuales durante el embarazo por el posible miedo de causar dolor a la mujer o al bebe. Pero lo cierto es que el sexo no entraña ningún riesgo durante el embarazo, y de hecho puede resultar beneficioso para la pareja. A no ser que el coito este contraindicado debido a un posible embarazo de riesgo u otras razones médicas, el sexo es totalmente seguro.

 Si debe tenerse cuidado con las posturas sexuales que se adopten, ya que algunas pueden estar contraindicadas. Según se avanza en el proceso de la gestación, y la barriga de la embarazada va aumentando de tamaño, ciertas posturas que antes se podían hacer normalmente, se tornan complicadas y contraproducentes. Por ejemplo, la postura tradicional del misionero resulta complicada y peligrosa durante los últimos meses del embarazo, puesto que el hombre deberá aguantar todo su peso con los brazos, para que no recaiga el peso sobre la mujer.

¿Qué posturas sexuales durante el embarazo recomendamos?

A continuación, os dejamos una lista con las mejores posturas sexuales que podéis realizar durante el embarazo:

  • Ella arriba: es la mejor postura a partir especialmente del segundo trimestre. Lo beneficioso de esta postura es que no hay ningún tipo de comprensión sobre el abdomen, eliminando cualquier riesgo. De la misma manera es la mujer la que controla el ritmo de la penetración. Lo malo de esta postura, es que debido al peso de la barriga la embarazada puede notar antes el cansancio o molestas en la espalda al tirar de las lumbares; para ayudar el hombre puede empujar o sostener con las manos las caderas de su pareja. Podéis probar varias versiones, como ella dándole la espalda a su pareja.
  • Sentados: el hombre se sienta sobre la cama o un sillón y su pareja se sienta encima a horcajadas. Podéis probar también a que ella se siente de espaldas, sobre todo cuando aumente el tamaño de la barriga.
  • La cuchara: una postura muy beneficiosa y que no cansa. Ambos se tumban de lado, dando la mujer la espalda a su pareja; de este modo, el peso de la barriga descansa sobre el lateral, y es una postura muy descansada y relajante. El ritmo de la penetración se hace lento y pausado.
  • El perrito: otra posición muy beneficiosa debido a que se reduce la presión sobre el abdomen. Esta postura mejora la penetración y hace que sea más profunda. A partir del segundo trimestre esta postura puede volverse más complicada debido al tamaño de la barriga de la embarazada.

 Estas son solo algunas posturas beneficiosas que podéis probar, habiendo otras posturas también que pueden resultar beneficiosas. Lo que tenéis que hacer es ir probando estas y otras posturas y utilizar aquellas que os resulten más cómodas.

 Para más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

 ¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.