El sexo y el olfato

Sexo con los 5 Sentidos. El Olfato.

  Con este post, empezamos una serie de cinco temas que iremos publicando progresivamente, relacionados con el sexo con los 5 sentidos. El primero de ellos, sobre el que hablaremos a continuación, es el olfato.

  En nuestras actividades sexuales, especialmente en la vida en pareja, es importante, para poder gozar de una vida sexual plena, hacer uso de la imaginación, dejarnos llevar por nuestro instinto, y para ello es necesario que utilicemos los 5 sentidos que poseemos los seres humanos, ya que estos son unos instrumentos perfectos para lograr sensaciones sexuales más allá de lo imaginado. De hecho, la pasión que nos genera un hombre o una mujer, es recogida a través del olfato, la vista, el oído, el gusto y el tacto.

El olfato y el sexo

  El mundo está lleno de olores, algunos nos resultan agradables y otros desagradables, dependiendo del olor y de la persona. El olfato es considerado como uno de nuestros sentidos más primarios y también como uno de los más importantes.

  Según muchos estudios realizados en los últimos años, el olfato es el sentido que hace que nos fijemos en alguien y que nos sintamos atraídos hacia él, más incluso que la vista. Se podría decir que el deseo sexual entra más por la nariz que por los ojos.

  El olor corporal de una persona, puede ser un estímulo sexual o un inhibidor hacia otras personas. Según los estudios realizados, nuestro cerebro es capaz de percibir, a través del olfato, los olores causados por las hormonas masculinas y femeninas, testosterona y estrógenos, aunque nosotros no seamos conscientes de estar captando ningún olor determinado. El hipotálamo, la parte del cerebro encargada de regular nuestro deseo y actividad sexual, dependiendo de los olores, envía información a nuestro organismo, haciendo que, las hormonas de una determinada persona aumente nuestra libido. Algo similar es lo que ocurre con el resto de los animales, cuyo deseo sexual se dispara gracias a la acción de las feromonas, de ahí que se sugiera que el olfato es nuestro sentido más primario.

  El uso de perfumes, cremas, aceites u otros productos, mezclados con el aroma corporal, pueden ser usados también como potenciadores del apetito sexual.

  Estos estudios realizados han demostrado también, que aquellas personas que son anósmicas, es decir, carecen del sentido del olfato, sienten una mayor inseguridad a la hora de establecer contactos o relaciones con el sexo opuesto.

  Así que si os sentís atraídos o atraídas físicamente por alguien, y no sabes muy bien porque, tal vez sea cosa del olor.

 
Más información puede llamar al telf. 91 328 0603 o simplemente rellenando el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.

 ¿Te Ha Gustado el Post?   ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos  contenido de Alto Valor y Calidad.