Sexo oral

Sexo Oral

   Podríamos definir el sexo oral es una actividad muy practicada entre jóvenes y no tan jóvenes.

Sexo oral y sus curiosidades

El sexo oral es una práctica o actividad sexual que se realiza mediante los labios y la lengua, realizada sobre los órganos sexuales y zonas erógenas tanto de hombres como mujeres. Se trata de una actividad sexual practicada sobre todo entre los jóvenes; de hecho, un estudio realizado en 2011 por Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, entre jóvenes menores de 24 años, indicó que más de la mitad de ellos habían practicado sexo oral antes de haber practicado coito vaginal.

   Si uno hecha una ojeada por internet, y pone en cualquier buscador las palabras sexo oral, es seguro que le saldrá alguna página web en la que alguien hace la pregunta de si se puede quedar embarazada. Esto es imposible por supuesto; pero la práctica del sexo oral tiene ciertos riesgos que han de tenerse en cuenta, como las enfermedades de transmisión sexual (ETS). De hecho, estudios realizados en los últimos años, han demostrado que el sexo oral se ha convertido en uno de los principales medios de expandir el Virus del Papiloma Humano. Por lo que a la hora de mantener relaciones sexuales de tipo oral, es necesario que los miembros implicados en la relación no tengan ninguna ETS.

Variantes del sexo oral

   El sexo oral se ha realizado a lo largo de la historia en todas las sociedades (ya hablaremos sobre en ello en un futuro post). El sexo oral suele estar incluida dentro de lo que popularmente se conoce como preliminares sexuales. Dentro del sexo oral hay numerosas maneras de practicarlo, dependiendo de a quien se realice y de qué manera. Las dos más conocidas son:

  • Cunnilingus: de las palabras latinas cunnus (vulva) y lingus (lengua) es una práctica oral que consiste en lamer con la lengua y los labios la zona genital femenina, que incluye la vulva, la entrada de la vagina y el clítoris).
  • Felación: del latín fellatio (que viene de fellare, chupar). Esta práctica oral consiste en chupar y lamer con la boca y la lengua, el pene y el escroto.

   La práctica del sexo oral resulta placentero en la mayoría de los casos y es una manera de promover la unión de la pareja y de darle más emoción a vuestra vida sexual y vuestra relación, así que no dudéis en practicarlo,  pero recordando que hay que tomar ciertas medidas para evitar el contagio de una ETS.