Traumatismo testicular

Traumatismo Testicular

 Los testículos son unos de los órganos del cuerpo masculino más proclives a recibir traumatismos directos. Esto se debe a que los testículos se encuentran en el escroto, el cual cuelga por la parte externa del cuerpo humano, quedando así sin protección de músculos o huesos, salvo el dartos, una fina capa muscular que se encuentra que se encuentra bajo la capa de piel del escroto.

Cómo se produce un traumatismo en el testículo

 Debido pues a su ubicación, es fácil recibir golpes en ellos, lo que se denomina traumatismo testicular; sobre todo si se lleva una vida activa y se practica mucho ejercicio, especialmente si se practica algún deporte de contacto.

 Aunque no cuentan con una capa de muscular de protección, al ser también unos órganos cuya unión con el resto del cuerpo humano es muy ligera y están formados por un tejido esponjoso, los impactos y lesiones que pueden recibir son absorbidos por los tejidos si sufrir una lesión o daño de manera permanente.

 Cuando se sufre un traumatismo de carácter leve, por supuesto se sentirá dolor en los testículos, intenso en los primeros instantes, pero al ser leve el dolor tiende a desaparecer al cabo de un rato. En caso de que el dolor dure un tiempo determinado, pueden tomarse analgésicos para reducir el dolor.

 En los casos en los que el dolor persista durante mucho tiempo, los testículos estén inflamados,  haya presencia de algún tipo de hematoma o la presencia de alguna herida en el escroto es importante acudir cuanto antes a su médico o urgencias.

 Las consecuencias más graves de un fuerte traumatismo y lesión pueden ser la torsión testicular y la rotura testicular. La torsión testicular, es la torsión del cordón espermático. Este cordón, es el que une o sostiene el testículo del resto del tracto urinario. En este cordón se encuentran los vasos sanguíneos encargados de irrigar los testículos. Por lo tanto, al producirse la torsión del cordón, se detiene el paso de sangre a los testículos. Se trata de una urgencia médica muy grave. La torsión testicular no solo se da por un traumatismo, en ocasiones puede aparecer sin causa aparente, al haber hombres que están predispuestos a sufrirla.

 La rotura testicular es una lesión muy poco frecuente que se produce durante un fuerte traumatismo en que se daña el testículo y la sangre penetra en el escroto.

 Ambos casos, la torsión y la rotura testicular son muy dolorosas y deben ser consideradas como una urgencia médica. En la torsión por ejemplo, si no se trata puede llevar a la necrosis del testículo y la posterior perdida del mismo.