Tricomoniasis

Tricomoniasis

  La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual causada por el parasito Trichomonas vaginalis. Se da tanto en hombres como en mujeres, pero sus síntomas suelen ser más comunes entre las mujeres, aunque en muchas ocasiones, ni hombres ni mujeres presentan síntomas, por lo que no saben que están infectados.

  Esta enfermedad es considerada como una de las infecciones de transmisión sexual más común a nivel mundial, siendo perfectamente curable. Esta enfermedad se transmite al mantener relaciones sexuales con una persona que se encuentre infectada. La bacteria puede pasar del pene a la vagina o viceversa, también pudiendo pasar de una vagina a otra. Por lo general esta infección no suele afectar a otras partes del cuerpo como las manos, la boca o el ano, puesto que la bacteria no puede sobrevivir en la boca o el recto; sino que infecta básicamente la vagina, la vulva o la uretra en las mujeres, y el tracto urinario en los hombres.

Síntomas

  Como ya hemos dicho, esta infección no siempre presenta síntomas, especialmente en los hombres, a los que además les suele desaparecer de forma espontánea al cabo de unas semanas. Además, los síntomas pueden varias entre mujeres y hombres:

  • Mujeres.
    • Dolor o molestias durante la relación sexual.
    • Manchas de sangre en el flujo vaginal.
    • Flujo vaginal con mal olor.
    • Inflamación de la ingle.
    • Secreción vaginal.
    • Aumento de las ganas de orinar.
    • Hinchazón en los labios de la vagina.
  • Hombres:
    • Ardor al orinar y eyacular.
    • Necesidad de orinar con frecuencia.
    • Secreción de la uretra y picazón.
    • En casos muy reducidos, algunos hombres con la infección pueden presentar prostatitis o epididimitis.

Diagnóstico y tratamiento

 Si usted padece alguno de estos síntomas no dude en acudir a su médico. Este le realizara unas determinadas pruebas para realizar el diagnostico, como un examen pélvico o una citología vaginal en las mujeres, y un frotis de la uretra en los hombres para su posterior análisis. En el caso de los hombres es más difícil de diagnosticar, y suelen ser tratados su la infección se ha localizado en su pareja o parejas sexuales.

El tratamiento para curar la tricomoniasis se realiza con antibióticos, como el metronidazol o el tinidazol. Se recomienda no consumir alcohol durante las primeras 24-48 horas del tratamiento, puesto que pueden producirse algunos efectos secundarios. Si ha sido diagnosticado con esta infección avise a su pareja o parejas sexuales para que también sean tratados/as. Evite mantener relaciones sexuales hasta que acabe el tratamiento.