usar correctamente el perservativo

Utilizar Correctamente el Preservativo

  El preservativo masculino es uno de los métodos anticonceptivos y de prevención del contagio de enfermedades sexuales más usados (debido a sus uso rápido y al ser el método más económico); reteniendo el semen tras la eyaculación y evitando la unión de los espermatozoides con el óvulo.

El preservativo tiene un alto porcentaje (90-95%) de eficacia para evitar el embarazo y la transmisión de enfermedades sexuales, pero para que esta efectividad se mantenga, es necesario saber cómo usar y colocar el preservativo.

  Es muy importante conocer la manera correcta de usar el preservativo masculino, no solo por los hombres, sino también por las mujeres. En muchas ocasiones, debido a falsos mitos o a la falta de información necesaria, muchos hombres, especialmente los chicos jóvenes, no saben realizar un correcto uso del preservativo; no solo en cuanto a la manera de colocarlo, sino también como y donde debe ser guardado, la manera de retirarlo, o que hacer con él una vez usado. Y esto es muy importante, según ha publicado la Organización Mundial de la Salud (OMS), el preservativo pierde un 15% de efectividad si no se usa de manera adecuada.

 Para el correcto uso del preservativo deberemos de tener unas cuantas cosas en cuenta:

1. Primero hay que saber que hay varios tipos de preservativos que podemos adquirir, no solo en cuanto a tamaño o forma se refiere, sino también al compuesto del que están fabricados. Para aquellas personas alérgicas al látex están los preservativos de poliuretano.

2. Guarda los preservativos en lugares frescos, ya que su exposición prolongada al calor puede dañar oth debilitar el látex, haciendo que pierda su eficacia. Revisar la fecha de caducidad del preservativo. Si el producto ha vencido no lo uses. Del mismo modo, si el condón parece seco y rígido, deshazte de él.

3. Hay que tener cuidado al abrir el envoltorio del preservativo, debe hacerse por una de sus esquinas y con cuidado. No uses tijeras o cuchillos para abrirlo, ya que puedes hacer un corte en el látex. Las uñas, dientes o anillos también pueden dañarlo.

4. Con el pene erecto, coloque el condón antes de cualquier contacto genital para evitar el contacto con fluidos que pueden contener agentes infecciosos. Esto puede hacer que se transmitan enfermedades o infecciones antes de haber utilizado el preservativo.

5. Tome la punta del condón con sus dedos y colóquelo en la punta del pene. A continuación proceda a desarrollar el condón hasta la base del pene, dejando un espacio libre entre la punta del pene y el condón para que se deposite el semen, pero cuidando que no quede una burbuja de aire.

6. Tras la eyaculación, retire el preservativo mientras el pene aún este erecto, tomando con los dedos la base del preservativo para evitar que se resbale y derrame el semen. Tras su retirada siempre es aconsejable llevar a cabo una correcta higiene de la zona genital, especialmente si se va a continuar con algún tipo de contacto sexual

7. Finalmente tíralo a la basura, nunca al WC y nunca lo reutilices, usa un preservativo nuevo y recuerda seguir los pasos que hemos detallado.

  El uso del preservativo no produce ningún tipo de efectos secundarios, salvo que sufras de alergia al látex o a los espermicidas y lubricantes que están integrados en algunos tipos de preservativos. Para ello siempre debe atenderse al compuesto de dichos productos.

Así que ya sabéis, si queréis disfrutar de una vida sexual plena y segura, no olvidéis seguir estas recomendaciones.

  ¿Te Ha Gustado el Post? ¡No te pierdas los siguientes! Suscríbete GRATIS y recibe nuestros siguientes posts. Te aseguramos contenido de Alto Valor y Calidad.